Ideas innovadora para escoger meriendas saludables

Durante mi búsqueda de información para escribir la publicación de hoy, encontré un interesante trabajo desarrollado por un equipo de nutricionistas del Community Health Research Program Hood Center for Children Families, the Department of Pediatrics Adolescent Medicine Dartmouth Medical School Lebanon NH 03756 (LAS); the Muskie School of Public Service the University of Southern Maine Augusta ME 04330 (LAK);the Department of Nutrition School of Public Health University of North Carolina Chapel Hill NC 27514 (LF).

El proyecto se ha divulgado con el nombre de Guiding Stars y su propuesta de valor es simple: Hacer más fácil la selección de alimentos saludables a la hora de comprar.

En mi artículo Aprendamos de las etiquetas hice el intento de simplificar los puntos críticos que debemos tener en cuenta al momento de escoger los productos durante las compras. La verdad es dura, no es fácil para quien no ha sido entrenado para ello, discernir entre los miligramos de sodio, combinados con el % de grasas, el contenido de fibra dietética y la cantidad de proteínas contenidas en el alimento. Es complicado y si además estamos apurados, tenemos un presupuesto limitado y queremos algo delicioso, mas difícil es la selección.

La idea me pareció interesante y muy fácil de aplicar, lógicamente aquí se requiere el apoyo de los establecimiento comerciales para lograr incorporar las etiquetas a los anaqueles. El asunto funciona básicamente así: Sobre un algoritmo desarrollado por los expertos, se clasifican los alimentos en 4 categorías, 0, 1, 2 y 3 estrellas, donde 0 estrellas significa que el alimento es muy poco nutritivo (esto no quiere decir que no deba ser consumido) y 3 estrellas significa que el aporte nutricional está bien valorado.

Aunque los autores indican que su intención no es dirigir las compras, mi opinión es que de alguna forma esto sucede con muchos de los consumidores, especialmente aquellos que han decidido incorporar alimentos más saludables a su dieta.

En todo caso, el corazón de la propuesta es lo que me parece que tiene más valor, en un país donde el índice de obesidad ya pasó a ser un problema de salud pública de tipo pandemia, cualquier intento por ayudar al consumidor al momento de seleccionar sus alimentos se agradece y contará siempre con el apoyo de quienes como yo, somos sensibles a estos temas.

Ojalá pudiéramos tener un sistema así en nuestro país, entiendo que nuestros problemas radican en garantizar que todos puedan alimentarse, sin embargo, alimentarse bien puede resultar muy costoso y eso no mejora el circulo vicioso en el que nos estamos sumergiendo. Hasta la próxima!!

Salir a comer con un régimen especial de alimentación

Para la mayoría de nosotros, salir a comer es sinónimo de un momento divertido, de placer y hasta de experimentación. Sin embargo, cuando se tiene un régimen especial de alimentación, la experiencia puede ser todo lo contrario: estresante y hasta frustrante.
La razón de ésta frustración, radica básicamente en las limitadas o prácticamente inexistentes opciones que encuentran al salir a comer. Al ser minoría, pocos establecimientos se atreven a desarrollar propuestas para éste grupo de personas, cuya condición les obliga a ser extremadamente cuidadosos al momento de ordenar.
Queda claro que elaborar propuestas para regímenes especiales de alimentación es todo un reto,  prescindir de lácteos, trigo, azúcar, huevos, nueces y hasta cítricos puede ser frustrante para un creador gastronómico. No obstante, creo que el reto, si alguno decide aceptarlo, podría elevarlo como chef pues dará una muestra de sus habilidades y talento para arreglárselas con menos ingredientes.
Por otra parte, para una persona con régimen especial de alimentación, llegar a un establecimiento, tomar la carta y ordenar, es un proceso que requiere comprensión y orientación por parte de las personas encargadas de la atención en la mesa. La necesidad de conocer con detalles los ingredientes con los que se prepara cada plato, distan mucho de un comportamiento petulante o escrupuloso, simplemente responde a una necesidad imperativa para prevenir una reacción no deseada después de comer.
Cuando se trata de niños, la situación se complica considerablemente, pues las opciones son aún más limitadas. Salir a una fiesta o a una comida familiar suele convertirse en un dolor de cabeza para los padres ya que en muchos casos, deben explicarle a los amigos, familiares y a los mismos niños que algunos alimentos deben evitarse. En ocasiones, no hay opciones en el menú, y la frustración tanto para los padres como para los niños se hace presente.
Al vivir frecuentemente esta situación, no me queda más que alentar a quienes tiene una condición especial de alimentación a no darse por vencidos, desde este espacio hacemos lo posible por dar a conocer su situación y crear un espacio en la mente de los creadores gastronómicos. Juntos sonamos más duro!!!!

Meriendas saludables y muy seguras

La semana pasada decidí hacer un alto en la Lonchera de nuestros hijos y dedicarle éste espacio a la lonchera de los adultos, una costumbre que en nuestro país se ha convertido en parte del ADN de los que trabajan lejos de casa.
Como si fuera poco tener que ser creativos con la merienda de nuestros hijos, ahora nos toca pensar en la nuestra, que en general no tiene vacaciones y casi siempre termina siendo un café y una galleta en el cafetín de la oficina.
No obstante, a medida que pasa el tiempo, veo como los malos hábitos de alimentación producen enfermedades crónicas que manifiestan sus síntomas cuando ya es poco lo que podemos hacer, es por ello que más que alarmar, quisiera recomendarles que adopten este estilo de vida, ya verán que en muy poco tiempo verán sus resultados.
Mi primera recomendación, es que destinen un espacio de sus alacenas para los productos de la merienda, así será más fácil recordar que debemos incluirlos en nuestra lonchera.
Cuando vaya a comprar, revise las etiquetas y prefiera aquellos productos bajos en sodio, bajos en azúcar y bajos en grasa. Le recomiendo mi post “Aprendamos de las etiquetas parte II”
Los yogurts son excelentes aliados para la merienda, ya que son fuente de proteína y calcio.
Atrévase a improvisar palitos de zanahoria con un aderezo Ranch bajo en grasa, o si lo prefiere, palitos de celery –son mis favoritos- con aderezo Blue Cheese bajo en grasa.
Las frutas son todas bienvenidas en esta merienda, así que siéntase libre de incluirlas siempre.
Para los que practican alguna actividad física, les recomiendo las barras de granola, tengan en cuenta que son muy altas en calorías, así que deberá esforzarse para quemarlas en el gimnasio.
Una barrita de chocolate oscuro (70% o más) también es una excelente recomendación, su contenido de antioxidantes es magnífico para atrapar los radicales libres y su contenido de teobromina produce una sensación de placer a nivel cerebral que será bien recibido en esos momentos de mucho estrés en el trabajo.
Otra alternativa muy saludable son los frutos secos, son una excelente fuente de energía y son fáciles de transportar. Un sólo detalle con esta merienda, cuidado con la sal que contienen algunas presentaciones!!
Acompañe sus meriendas con una deliciosa infusión, actualmente en el mercado se consigue una amplia variedad de sabores y combinaciones que de seguro disfrutará tanto como yo.
Los invito a compartir sus “meriendas saludables” dejando su comentario al final de ésta publicación, así me apoyan para la publicación de la próxima semana!!!

Alergia a frutas y vegetales

Si sufres de alergia al polen y otros elementos naturales (pe. Capin Melao, hierba, etc) es muy posible que también presentes sensibilidad a algunas frutas y vegetales. Es posible que no lo hayas notado, sin embargo, ¿No te ha sucedido que después de comer alguna fruta o vegetal en particular, experimentas algo de picazón en los labios, lengua y/o garganta o tos?
El Síndrome de Alergia Oral (SAO) se presenta en aquellas personas que son sensibles a ciertas proteínas contenidas en algunos alimentos. La severidad del cuadro es directamente proporcional a la sensibilidad de quien la padece, es por ello que puede pasar desapercibida por muchos años. Se considera que es el síndrome Alérgico más frecuente en los adultos, no obstante, sigue estando sub-diagnosticado en muchos países.
En regiones tropicales como Venezuela, es aún más complicado determinar éste tipo de alergias debido a la falta de estacionalidad de nuestro clima, sin embargo, muchos especialistas ya tienen identificados los síntomas en ciertos períodos del año.
En todo caso, lo interesante de éste SAO es que puede manifestarse luego de consumir algunos vegetales o frutas crudas. Los síntomas dejan de aparecer cuando la fruta o el vegetal son sometidos al proceso de cocción, ya que con la temperatura se desnaturalizan algunas proteínas y pierden el efecto sensibilizador.
Lamentablemente no hay una referencia exacta que nos indique cuáles son los alimentos que se deben evitar, por lo que cada uno debe estar atento a los síntomas que se repites luego de consumir ciertos alimentos. Algunos especialistas intentan asociar cierto tipo de sensibilidad con algunos alimentos, pe. Los alérgicos al polen, posiblemente sean sensibles a manzanas, nueces, duraznos y tomates, los alérgicos a la hierba, pueden presentar sensibilidad al melón, tomate y naranjas.
Para prevenir la aparición de los síntomas, la única solución es suprimir los alimentos, especialmente en la época de mayor sensibilidad. y tú, ¿cómo manejas tu alergia alimentaria?

Hielo, refréscate con seguridad!!!

En estos días de intenso calor, no queda duda que una bebida refrescante aplaca la sed y ayuda a bajar la temperatura corporal. Sin embargo, se han preguntado alguna vez ¿Qué tan seguro es consumir hielo sin conocer la fuente de agua que lo produjo?
Ya sea en cubos, bloques, granizado o cualquier otra forma que se pueda conseguir, el hielo es considerado por la FDA como un alimento, por lo tanto deben mantenerse las buenas prácticas para su fabricación.
La fuente de agua que da origen a este maravilloso invento de la modernidad, es el punto crítico durante su elaboración. Debe ser de origen conocido y debe cumplir con las normas de agua potable que rige en cada país. De igual forma, los equipos empleados en su fabricación deben mantenerse perfectamente limpios, libres de fuentes de contaminación microbiológica, química y física. Asimismo, el mecanismo de transporte y distribución debe ser cuidadosamente inspeccionado para prevenir transmisión de contaminantes y enfermedades.
En el hogar, utilice su fuente de agua potable en recipientes limpios. Manipule el hielo con pinzas limpias y evite hacerlo con las manos, si no tiene utensilios lave sus manos correctamente antes de entrar en contacto con el hielo. Evite utensilios de vidrio, ya que cualquier astilla puede pasar por un trozo de hielo y causar graves daños.
Cuando salga de paseo e irremediablemente tenga que comprar hielo en cualquier establecimiento, sugiero que los alimentos se almacenen sobre hielo suelto en la cava,  en recipientes herméticos, para evitar que el agua generada por el hielo entre en contacto con ellos. Para las bebidas, mantenga el hielo dentro de su empaque y en una cava aparte, es decir, sin contacto con  los alimentos. Es muy importante que cumpla esta regla, pues el hielo de las bebidas será consumido por usted, sus familiares y amigos, por lo que debemos tratar de mantenerlo lo más limpio posible.
Recuerde que la idea es compartir diversión, no enfermedades ni contaminantes..hasta la próxima!!

A merendar todos!!!

Niños, adolescentes y adultos, necesitamos una recarga de energía de media mañana y a mitad de la tarde, no sólo para satisfacer la demanda calórica de nuestras respectivas actividades, sino también para mantener un régimen de alimentación apropiado.
Atrás quedó esa costumbre de comer exclusivamente tres veces al día! cada vez más, los especialistas insisten en que debemos cambiar nuestro régimen de alimentación a 5 o 6 raciones más pequeñas durante el día, con un espacio entre comidas mucho menor al que estábamos habituados. De igual forma, nos inducen a incorporar 5 raciones de frutas, incluir vegetales y fibra en la alimentación, disminuir el consumo de azúcares refinados, tomar abundante agua, prescindir de la comida hipercalórica, eliminar los “refrescos” y así una serie de recomendaciones que hacen parecer interminable la lista.
No obstante, los resultados saltan a la vista, en mi propia experiencia he podido constatar los beneficios de merendar a media mañana, pues llego con menos apetito a la hora del almuerzo y la ración servida resulta ser mucho más pequeña. A media tarde, trato de comer una fruta y al final de la tarde la cena definitivamente es menos complicada.
El único detalle que tiene éste nuevo régimen es que se necesita mucha planificación, para los que trabajan en la calle, es imprescindible disponer de parte del tiempo al final de la noche o durante el fin de semana, para dejar todo adelantado para las Loncheras de la semana…si la Lonchera, porque ahora, adultos, jóvenes y niños debemos retomar el hábito de una lonchera saludable que nos permita mejorar nuestra alimentación sin quedar arruinados y aburridos durante el intento!!!.
Como estamos de vacaciones, dedicaré éste espacio a las Loncheras de los grandes, que si bien es cierto cumple la misma función que la de nuestros hijos, definitivamente también requieren de mucha creatividad y buen gusto!!. Hasta la próxima!!!.

¿Cómo saber si tu hijo tiene o no una alergia alimentaria?

La semana pasada recibí un email muy interesante, en cual me planteaban un diagnóstico temprano (2 meses de edad) de alergia alimentaria y eso me hizo pensar en lo difícil que resulta para los padres asimilar el hecho de que su hermoso bebé tiene una “condición especial” de alimentación.
En el post “alergias alimentarias” les comenté que el diagnóstico de cualquier tipo de alergia se debe realizar luego de los 2 años de edad ya que antes el sistema inmunológico aún no se ha desarrollado por completo y todas las pruebas pueden resultar falsos positivos (de hecho eso es lo que siempre pasa).
Con esto en mente, cualquier manifestación de cólicos, diarreas, distensión abdominal y vómitos puede ser confundido con los clásicos síntomas de la alergia alimentaria, no obstante, estos síntomas también pueden manifestarse al consumir un alimento para el que su sistema digestivo no está preparado, al consumir un alimento en mal estado, o luego de un cuadro de infección como reacción a los medicamentos, así que ¿cómo reconocer cuándo es una condición o la otra?
La respuesta no es fácil, mas lo importante es que los padres estén atentos al ambiente circundante de los síntomas para diferenciar las causas y ayudar al médico a realizar el diagnóstico más acertado.
En los bebés con lactancia materna exclusiva, las reacciones indeseadas son causadas principalmente por las proteínas consumidas por la madre, si al suprimir el alimento cesan las reacciones, entonces deben suprimirse permanentemente de la dieta, sin suprimir la lactancia.
En los bebés con alimentación mixta (lactancia y otros alimentos) las principales reacciones son generadas por la leche de vaca (por la lactosa o por la proteína) y debe prestarse atención a cuáles otros alimentos  se manifiestan los síntomas. En estos casos sólo basta con suprimir el alimento y evaluar si los síntomas desaparecen, de ser así, lo recomendable es mantener estos alimentos fuera de la dieta por un tiempo y hacer un nuevo intento unos meses después para evaluar si el organismo del bebé responde adecuadamente.
Como verán, no es una tarea sencilla, requiere de mucha paciencia y perseverancia, sin embargo los resultados lo valen, especialmente hasta el momento en el que podamos realizar una prueba de alergias alimentarias.
Espero que ésta información sea de gran utilidad para ustedes, hasta la próxima!!!

2do Taller Lonchera Segura

Gracias a todos los lectores de éste site y a los amigos de Twitter y Facebook, hemos decidido realizar el 2do Taller "Lonchera Segura" para padres y madres y acción!!!

En ésta actividad, hacemos un recorrido por los tres pilares de una lonchera segura, conversamos acerca de la forma mas adecuada de empacar los alimentos, las combinaciones mas seguras para evitar su deterioro en la lochera y finalmente, para aumentar la creatividad prepararemos cuatro deliciosas e innovadoras recetas diseñadas por el Chef Eduardo González de Cacerola Virtual.

La cita es el próximo sábado 1 de octubre, desde las 9 am y hasta las 12 m en la sede de Cacerola Virtual en Boleíta Norte.

La inversión es de Bs. 400 por persona, esto incluye material de apoyo, merienda y todos los ingredientes para preparar los platos diseñados para éste taller.

Para reservar, debes realizar el depósito en la cuenta corriente del Banco Mercantil 0105-0746-41-1746015934 a nombre de Mariángel Paolini y enviar una copia del voucher o transferencia a micocinasegura@gmail.com

Los esperamos!!!

¿Es posible prevenir el desarrollo de Alergias Alimentarias?

Luego de varias publicaciones, algunas lectoras me escriben vía email (micocinasegura@gmail.com) o a través de twitter (@cocinasegura) para consultar qué pueden hacer para prevenir el desarrollo de alergias alimentarias.
De acuerdo con el más reciente estudio de la America Academy of Pediatry (AAP) no existe relación directa entre el consumo de ciertos alimentos alergénicos y la posterior aparición de cuadros de alergia en los recién nacidos. Esto quiere decir que aquella recomendación de suprimir ciertos alimentos durante el embarazo pe.- mani, para evitar alergias alimentarias queda sin efecto. Evidentemente, si padece de alguna alergia alimentaria, el consumo del alérgeno queda suprimido de la dieta, incluso durante el embarazo.
En conclusión, para aquellos padres que no padecen alergias alimentarias, es muy poco lo que se puede hacer para prevenir las alergias en los futuros bebés, incluso, retardar la presentación de los alergenos en la dieta, tampoco parece protegerlo del desarrollo de un cuadro de alergia posterior.
Ahora bien, un hecho que está comprobado por la comunidad científica es que la lactancia materna durante al menos los cuatro primeros meses de vida, protege al niño de la aparición de alergias alimentarias, en comparación con aquellos que por alguna circunstancia fueron “destetados” antes de ese tiempo.
Los estudios también desmitifican que la supresión de alergénicos durante la lactancia materna previene la aparición de cuadros de alergia en los niños, así que eliminar estos alimentos durante éste período no los exime de desarrollar alergias más adelante. Lo que sí resultó ser verdad es que si el bebé presenta “eczema” en la piel a consecuencia de alguna alergia alimentaria, la suspensión de estos alimentos en la dieta de la madre ayuda a disminuir los síntomas del bebé.
Mi recomendación en estos casos es que durante el embarazo mantengan una dieta saludable y balanceada y durante la lactancia, mantenerse alerta de cualquier reacción del bebé luego del consumo de algún alérgeno.
Hasta la próxima!!!