Ideas innovadora para escoger meriendas saludables

Durante mi búsqueda de información para escribir la publicación de hoy, encontré un interesante trabajo desarrollado por un equipo de nutricionistas del Community Health Research Program Hood Center for Children Families, the Department of Pediatrics Adolescent Medicine Dartmouth Medical School Lebanon NH 03756 (LAS); the Muskie School of Public Service the University of Southern Maine Augusta ME 04330 (LAK);the Department of Nutrition School of Public Health University of North Carolina Chapel Hill NC 27514 (LF).

El proyecto se ha divulgado con el nombre de Guiding Stars y su propuesta de valor es simple: Hacer más fácil la selección de alimentos saludables a la hora de comprar.

En mi artículo Aprendamos de las etiquetas hice el intento de simplificar los puntos críticos que debemos tener en cuenta al momento de escoger los productos durante las compras. La verdad es dura, no es fácil para quien no ha sido entrenado para ello, discernir entre los miligramos de sodio, combinados con el % de grasas, el contenido de fibra dietética y la cantidad de proteínas contenidas en el alimento. Es complicado y si además estamos apurados, tenemos un presupuesto limitado y queremos algo delicioso, mas difícil es la selección.

La idea me pareció interesante y muy fácil de aplicar, lógicamente aquí se requiere el apoyo de los establecimiento comerciales para lograr incorporar las etiquetas a los anaqueles. El asunto funciona básicamente así: Sobre un algoritmo desarrollado por los expertos, se clasifican los alimentos en 4 categorías, 0, 1, 2 y 3 estrellas, donde 0 estrellas significa que el alimento es muy poco nutritivo (esto no quiere decir que no deba ser consumido) y 3 estrellas significa que el aporte nutricional está bien valorado.

Aunque los autores indican que su intención no es dirigir las compras, mi opinión es que de alguna forma esto sucede con muchos de los consumidores, especialmente aquellos que han decidido incorporar alimentos más saludables a su dieta.

En todo caso, el corazón de la propuesta es lo que me parece que tiene más valor, en un país donde el índice de obesidad ya pasó a ser un problema de salud pública de tipo pandemia, cualquier intento por ayudar al consumidor al momento de seleccionar sus alimentos se agradece y contará siempre con el apoyo de quienes como yo, somos sensibles a estos temas.

Ojalá pudiéramos tener un sistema así en nuestro país, entiendo que nuestros problemas radican en garantizar que todos puedan alimentarse, sin embargo, alimentarse bien puede resultar muy costoso y eso no mejora el circulo vicioso en el que nos estamos sumergiendo. Hasta la próxima!!

No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada

Tu participación nos permite mejorar los contenidos que publicamos, gracias por compartir tus comentarios con nosotros.