Lonchera Segura: Aprendamos de las etiquetas (Parte II)



Fuente: www.wikipedia.org

La semana pasada, en el post Lonchera Segura: Aprendamos de las etiquetas (parte I) les comenté acerca de algunos consejos al momento de leer la lista de los ingredientes de los alimentos que adquirimos en el supermercado. Hoy complemento la información con algunos consejos a la hora de revisar el etiquetado nutricional.
La Etiqueta nutricional o “Nutritional Facts” que es de obligatorio cumplimiento en nuestra región, es la herramienta más adecuada para seleccionar los alimentos más saludables, ya que nos indica el aporte calórico por ración, así como también su valor nutritivo.
En líneas generales, está compuesta por 6 partes:
1.   El tamaño de una porción: Puede ser que el empaque que estamos comprando contenga varias porciones, por lo tanto es importante conocer lo que el fabricante considera “una porción” pues a ella asocia el valor nutricional del alimento.
2.   El contenido calórico por ración: Éste valor es uno de los más importantes, pues nos permitirá si podemos consumir una o más raciones, todo ello ajustándonos al régimen alimentario que estemos siguiendo. Tenga en cuenta que para un niño entre 1 y 3 años, el requerimiento diario es de 850 Calorías, mientras que para un niño entre 7 y 10 años el requerimiento es de 1000 Calorías.
3.   Contenido de grasa, colesterol y sodio: Evidentemente esta es la parte más delicada de la etiqueta, pues contiene los ingredientes menos saludables. Aquí lo importante es evaluar si el producto tiene o no “grasas trans” y el contenido de Sodio. Para un niño entre 1 y 3 años, el consumo total de Sodio debe estar en no más de 1500 mg diarios, si el niño tiene entre 4 y 8 años entonces debe ser no más de 1900 mg.
4.   Contenido de Carbohidratos, en forma de fibra y azúcar: Escoja alimentos ricos en fibra y bajos en azúcar.
5.   Contenido de proteínas: Aquí no tendremos restricciones, pues en general los alimentos procesados poseen un contenido de proteínas muy por debajo del requerimiento diario.
6.   Contenido de micronutrientes: Por lo general aquí se detallan en mayor o menor medida el contenido de vitaminas y minerales que posee el alimento. Por lo general son añadidos, pues durante el procesamiento muchos de los contenidos naturalmente se pierden.
Espero que estos consejos hayan sido útiles, hasta la próxima!!!

No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada

Tu participación nos permite mejorar los contenidos que publicamos, gracias por compartir tus comentarios con nosotros.