Si de reciclar el aceite se trata….

En mi post anterior “Aceite: Reusar o no reusar…esa es la cuestión!!!”  les comenté algunas de mis percepciones ante la pregunta de si se debe o no reciclar el aceite comestible. Aunque sigo con mi posición de no reciclarlo por un tema más que organoléptico, quiero compartir con ustedes algunos conceptos importantes que se deben tomar en cuenta al momento de descartarlo o reciclarlo.
Si te unes a la cruzada de descartarlo, es importante considerar algunas normas para hacerlo de forma amigable, es decir, sin ocasionar daños irreversibles a las fuentes de agua, tengan en cuenta que por cada litro de aceite que descartemos podemos estar contaminando 1000 litros de agua!!!
Escoge un recipiente de plástico con tapa y vacía en el todo el residuo de aceite usado que desees descartar. Bajo ninguna circunstancia lo tires al desagüe!!! Muchas organizaciones ya se están activando y recogen estos residuos de aceite usado para darle una “segunda vida”, como por ejemplo hacer jabones artesanales. En otros países, estos residuos ya se están utilizando para generar combustible alternativo – biodiesel- o como lubricantes para algunas maquinarias. Les recomiendo asesorarse en su comunidad cuáles son las alternativas disponibles.
Si en su comunidad no existen grupos que aprovechen estos residuos, lo menos dañino es descartar el aceite en la botella plástica bien tapada, descartarla con el resto de la basura y esperar que en algunos años los microorganismos lo integren al ciclo natural de la materia.
Si por el contrario decides reciclar el aceite, es importante que tengas en cuenta los siguientes consejos:
1.   Luego de utilizarlo, espera que se enfríe para manipularlo, así dejamos que los residuos sólidos queden en el fondo del sartén.
2.   Vacíe el aceite cuidadosamente en un recipiente de vidrio o cerámica a través de un filtro de poro mediano, para recoger los residuos sólidos que pudieran quedar en el aceite.
3.   Trate de utilizar el aceite filtrado para cocinar el mismo tipo de alimento que cocinó la primera vez, así evita que se mezclen los sabores desmejorando la calidad del alimento.
4.   Evite utilizar el aceite reciclado más de 3 veces, con cada uso se disminuyen sus propiedades nutricionales y algunos estudios evidencian la formación de compuestos dañinos para su consumo.
Para finalizar quiero dejarle una sencilla receta para elaborar jabones artesanales en casa:
Ingredientes
  • aceites usados y colados, 2 1/2 litros
  • agua, 2 1/2 litros
  • soda caústica, 1/2 kilo
Preparación
  • Diluye la soda cáustica en el agua, agregándola lentamente y con mucho cuidado ya que puede producir vapores muy tóxicos. Se producirá una reacción química que liberará calor y que necesitará algunas horas para enfriarse. A este preparado se lo conoce como lejía caustica.
  • Vierte lentamente el aceite sobre la lejía cáustica, removiendo en forma constante y en el mismo sentido, para evitar que se corte el jabón.
  • Calienta la mezcla en un recipiente hasta alcanzar la temperatura de ebullición y mantiene durante dos horas para que se produzca la saponificación.
  • Agrega los colorantes naturales y los aceites esenciales para aromatizar los jabones, cuando la mezcla baje a la temperatura de 40ºC.
  • Vuelca en los moldes y deja endurecer durante aproximadamente un mes.
Luego me cuentan que tal les fue!!!

No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada

Tu participación nos permite mejorar los contenidos que publicamos, gracias por compartir tus comentarios con nosotros.