¿Cuándo es suficientemente limpio?

A lo largo de éstos meses de escribir acerca de seguridad alimentaria, el tema que se repite en todos mis post, es la limpieza. Lavar correctamente los utensilios, lavar bien los vegetales, mantener limpia el área de trabajo y así éste término se repite constantemente.
Sin embargo, no se han preguntado cómo saber cuándo es suficiente en relación a la limpieza? A continuación algunos consejos que me parecen apropiados para ganar la batalla a las ETA´s y no desfallecer en el intento.
Lave sus manos por espacio de 15 segundos, frotando constantemente. Existe la creencia de que es necesario utilizar agua caliente o un jabón muy abrasivo, sin embargo especialistas han demostrado que lo más efectivo es la fricción. En especial cuando cambia de un tipo de alimento a otro.
Utilice tablas de picar diferentes para diferentes tipos de alimentos. De igual forma, reemplácelos con regularidad, pues es justamente en las marcas del cuchillo donde se alojan las bacterias contaminantes.
Enjuague los utensilios con abundante agua después de lavarlos. Uno de los errores más frecuentes es dejar residuos de los productos de limpieza en los utensilios de cocina. Algunos productos son muy viscosos y requieren abundante agua y fricción para retirarlos completamente, no queremos contaminación química en los alimentos, no es asi?
Sustituya los paños de cocina con regularidad, ya que éste es el vehículo preferido por las bacterias para propagarse en toda nuestra cocina. Aplique el sentido común: Si hay olor, ya es hora de cambiarlo.
Mantenga la humedad a raya, no hay mejor ambiente para la propagación de las bacterias que mesones húmedos. Evite que los jugos de las carnes crudas bañen el área de trabajo y si sucediera, límpielo de inmediato con un paño seco.
Al limpiar el área de trabajo, es importante prestar atención a las esquinas, las bacterias aprovechan esos espacios para alojarse y desarrollarse. Si la superficie es rugosa o tiene pequeñas uniones o grietas, es importante revisar que allí no se acumulen restos de líquido o residuos de alimentos.
Mantenga limpios los espacios de almacenamiento, incluyendo la nevera. Si hay algún derrame, límpielo de inmediato, si necesita usar algún producto químico, recuerde enjuagar con un paño limpio para garantizar la remoción de cualquier residuo del producto.
Las alacenas deben mantenerse libres de humedad y libres de derrames para evitar los focos de crecimiento para insectos y otros organismos que deterioran los alimentos.
Espero que este resumen les ayude a mantener su cocina limpia sin obsesiones!! Hasta la próxima.

No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada

Tu participación nos permite mejorar los contenidos que publicamos, gracias por compartir tus comentarios con nosotros.