Diabetes: Una vida igualmente dulce

Fuente de imagen: http://www.dietasysalud.blogspot.com/
En mi post anterior les comenté acerca de la Diabetes Mellitus como intolerancia alimentaria. Bajo esta perspectiva, la persona que vive con esta condición debe adaptarse a ciertas restricciones en su dieta.
Después de recibir el diagnóstico, es muy posible que usted sienta que su vida no será la misma y hasta cierto punto así será, pero no desde la perspectiva pesimista que la mayoría piensa. Se inicia un nuevo estilo de vida que necesariamente debe ser más saludable. En éste nuevo estilo de vida, es importante conocer los alimentos que frecuentemente consumimos, reconocer cuáles de ellos contienen azúcares y carbohidratos simples pues éstos serán los primeros que tendremos que controlar.
Para aquellos que disfrutan los alimentos muy dulces, les sugiero sustituir el azúcar por las diferentes alternativas sintéticas disponibles en el mercado. Tengan en cuenta que la mayoría tiene un poder edulcorante superior a la sacarosa (azúcar convencional) por lo que es posible que deba reajustar las dosis. A continuación un cuadro que le ayudará con ésta tarea:
AZÚCAR
PRODUCTO COMERCIAL
PRESENTACIÓN
PRINCIPIO ACTIVO
2 cucharaditas
SPLENDA®
1 Sobrecito
Sucralosa
1 Taza
SPLENDA® GRANULADO
1 Taza
Sucralosa
2 cucharaditas
SWEET´N LOW
6 Sobrecitos
Sacarina
2 cucharaditas
EQUAL® CLASSIC
1 Sobrecito / 2 tabletas
Aspartame
1 Taza
EQUAL® GRANULADO
1 Taza
Aspartame
2 cucharaditas
LE ZUC
½  cucharadita
Stevia
1 Taza
LE ZUC
10 cucharaditas
Stevia
             Fuentes: www.splenda.com / www.sweetnlow.com / www.lezuc.com / www.equal.com
Lo más recomendable es que luego del diagnóstico, sea un nutricionista quien le oriente en los ajustes a su dieta, pues en la mayoría de los casos debe adoptarse un régimen para bajar de peso. Por otro lado, es importante controlar la ingesta de carbohidratos simples, como panes y pastas, pues estos son rápidamente metabolizados y pasan al torrente sanguíneo aumentado el índice glucemico. En su lugar los expertos sugieren incorporar carbohidratos complejos a la dieta, como vegetales y harinas integrales.
Si de lácteos se trata, prefiera las presentaciones descremadas. Aumente los quesos frescos y blancos y evite los madurados. Evite usar mantequilla, crema de leche y nata, pues el contenido graso es muy elevado.
Prefiera los cortes magros de carnes, esto quiere decir, eliminar todos los bordes de grasa. Cocine con aceite de oliva, canola o girasol. Evite frituras y comidas rápidas, pues el contenido de grasa es muy alto.
Espero que esta sencilla guía sea de utilidad para ustedes, hasta la próxima!!!

No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada

Tu participación nos permite mejorar los contenidos que publicamos, gracias por compartir tus comentarios con nosotros.