Lonchera Segura: La Temperatura

Mantenga los alimentos calientes, calientes… y los alimentos fríos, fríos…
La semana pasada, les comenté acerca de los tipos de alimentos más adecuados para incluir en la lonchera de nuestros peques. Sin embargo, hablar de Lonchera Segura significa considerar la temperatura de almacenamiento de los alimentos.
La mayor parte de los microorganismos que pueden deteriorar los alimentos de la merienda son susceptibles a la temperatura, lo que resulta muy conveniente pues con hacer algunos ajustes, podemos mantenerlos al margen.
Existe una zona de seguridad dentro de la que recomiendo mantener a los alimentos, especialmente durante ese espacio de tiempo que pasa desde que empacamos la merienda hasta que los peques pueden disfrutarla.
Para los alimentos calientes, la zona de seguridad comienza a los 50 °C, pues la mayor parte de los microorganismos deteriorativos dejan de multiplicarse a esa temperatura. El límite máximo por supuesto dependerá de los accesorios que le ayuden a mantener esa temperatura. La desventaja de almacenar los alimentos calientes es que muchos se resecan y pierden  esas propiedades que los hacen apetitosos.
Para los alimentos fríos, la zona de seguridad comienza a los 5 °C pues a esta temperatura la mayoría de los microorganismos patógenos se inactivan y dejan de crecer. Fíjese que no digo que “desaparecen” mágicamente, por lo que la higiene al preparar los alimentos es crucial para garantizar la inocuidad de la lonchera. La desventaja en este caso radica en la reducción de las opciones, especialmente si la lonchera contiene el almuerzo de los peques.
En este tema hay mucho que comentar, sin embargo la clave del éxito es tener los accesorios adecuados para garantizar que las reglas se cumplan…. Hasta la próxima!!!

No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada

Tu participación nos permite mejorar los contenidos que publicamos, gracias por compartir tus comentarios con nosotros.