Cuidado con las ETA

Las Enfermedades transmitidas por los Alimentos (ETA) son patologías muy serias que pueden ocurrir como consecuencia  de manipular una gran cantidad de alimentos sin las condiciones sanitarias adecuadas. Estas pueden ir desde un fuerte dolor de estómago, vómitos y diarrea hasta la muerte de uno o varios comensales. En general hay dos tipos de condiciones: Intoxicaciones alimentarias e infecciones alimentarias. Las primeras suelen manifestar los síntomas dentro las primeras 8 horas después de probar el alimento contaminado. Con las infecciones, el comensal puede manifestar síntomas de 24 a 48 horas después de consumirlos alimentos.

Esta es la razón por la cual suele ser tan difícil identificar qué pudo causar la enfermedad y por ende aplicar correctivos y prevenir una próxima propagación de enfermedades.
Muchas de las bacterias responsables de las ETA liberan toxinas que permanecen en los alimentos incluso después de la cocción, por lo que es muy importante asegurarse de la calidad de los alimentos crudos y su manipulación durante su preparación. Asimismo, existen bacterias pueden permanecer y desarrollarse en el alimento almacenado en la nevera, por lo que nuevamente es imperativo mantener un protocolo sanitario adecuado durante su preparación.
La limpieza y el orden son claves para evitar la propagación de ETA. Utilice juegos de cuchillo y tabla para picar los diferentes alimentos con esto evitamos el fenómeno de “contaminación cruzada” que no es más que la transferencia de bacterias de un alimento a otro.
Durante el servicio, mantenga los alimentos que se sirven calientes a una temperatura mayor a 60°C, así las bacterias sensibles a la temperatura serán inactivadas. De igual forma, los alimentos que se consumen fríos, manténgalos a baja temperatura. En este punto es importante considerar que si no tiene la capacidad y los equipos para mantener la temperatura constante, utilice recipientes para raciones pequeñas que pueda rotar frecuentemente, asi evitamos que los alimentos pasen mucho tiempo a la temperatura inadecuada. Si estima hacer reuniones familiares o para grupos grandes, le sugiero que tenga un termómetro a la mano, así puede chequear correctamente la temperatura.
Asimismo, asigne utensilios para cada alimento y evite que estos se mezclen unos con otros. Esto puede ser algo incomodo, pues en la mesa todo quieren servirse al mismo tiempo y la tendencia es utilizar el mismo cucharon con el que sirvió el asado para servir el arroz y luego la ensalada. Recuerde la “contaminación cruzada”. Adelántese a sus invitados y sirva organizadamente, pídale a algún familiar que le ayude en esa tarea, menos es mas.
Recuerde que la idea es compartir alegrías, no compartir enfermedades! Hasta la próxima.

No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada

Tu participación nos permite mejorar los contenidos que publicamos, gracias por compartir tus comentarios con nosotros.