El reto de preparar la Lonchera



Es un hecho! cuando se trata de loncheras el asunto va más allá de colocar dos o tres productos en un recipiente. Preparar y empacar las comidas de los grandes y pequeños se ha convertido en un verdadero reto para todos aquellos que por salud o por estilo de vida han optado por preparar su propia comida y llevarla a donde sea que van. En nuestra publicación "5 razones por las que tu hijo devuelve la lonchera" comento algo de esto.

Para conocer cuáles son los mayores retos que enfrentan las mamás diariamente cuando se disponen a preparar las loncheras, hicimos una breve encuesta a través de nuestras redes sociales...



...y gracias a la participación de muchas personas obtuvimos los siguientes resultados:

Resultados obtenidos a través de las redes sociales de cocinasegura


De estos resultados, podemos ver que para la gran mayoría el mayor reto es que sea nutritiva y lograr que sus chicos se la coman.

Curiosamente llamó mi atención el comentario de una de las personas que amablemente compartió su opinión: “El mayor reto es que se la coman a pesar de que sea nutritiva”

El “a pesar de..” fue el que logró captar mi atención pues en efecto, para muchos el que algo sea nutritivo parece tener una etiqueta de “poco apetitoso” y eso marca la pauta para condicionar a nuestro cerebro a que si algo es “rico” entonces es poco saludable y la verdad es que hace la tarea más complicada.

“Predicar con el ejemplo” creo que ha sido y será una de esas frases que me gusta repetir como un mantra, pues mientras más lo tengamos presente más rápido se producirán los cambios a nuestro alrededor y eso definitivamente pasa por los hábitos de alimentación que todos los padres tratan de compartir con sus hijos, sin importar el nivel de educación nutricional que tengan.

Otros comentaron que la “variedad” es otro de los retos que deben afrontar los padres que preparan loncheras y me pregunto si esto no está alineado con “competir con la cantina” que extrañamente fue el que resultó con la menor ponderación.

Para aquellos colegios que no tienen cantina este no es un problema, pero conozco muy pocos en esta condición. La gran mayoría tiene no una, sino varias cantinas, con opciones generalmente “fritas” y a base de harinas refinadas (poco recomendadas desde el punto de vista nutricional por su alto índice glucémico). Así que cuando las opciones se agotan y los niños reclaman variedad, la cantina es generalmente, la opción que tenemos a mano, así que de cierta forma, competimos con ella al prepararles la lonchera no creen?

Como conclusión, queda claro que para la mayoría, el asunto de escoger adecuadamente los alimentos para que sean nutritivos y organizarlos en un menú variado parece ser el mayor reto al que se enfrentan cuando de loncheras se trata.

Quiero agradecer públicamente a todos los seguidores que se tomaron un momento para compartir sus impresiones acerca de este tema pues eso nos permite orientar las velas en la dirección correcta: en satisfacer sus necesidades de información! Hasta la próxima!!

No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada

Tu participación nos permite mejorar los contenidos que publicamos, gracias por compartir tus comentarios con nosotros.