¿Cómo prepara una Lonchera Segura y no quedar en blanco a mitad de año?


Para quienes tienen la dicha de preparar loncheras todos los días, queda claro que la creatividad es la mejor herramienta con la que podemos contar. Cuando se acaban las ideas, entra el pánico y la opción de la cantina escolar cobra vida.

Lamentablemente, es cada vez más frecuente dejar a criterio de los chicos el menú del desayuno, la merienda y el almuerzo sobre una oferta desgastada y poco saludable que es lo que suele tener la cantina escolar.

Entonces, para evitar sucumbir a la tentación, comparto con ustedes cinco pasos para no quedarse en blanco y sucumbir a la cantina del colegio:

1. Planifica: Parece un “cliché” pero es la herramienta más poderosa, pues gracias a ella podemos ampliar el abanico de opciones para colocar en la lonchera. Comienza por hacer un listado por grupos de alimentos, es decir, una lista de proteínas, una de carbohidratos, una de vegetales y una de frutas.

2. Organiza el menú: Tomando en cuenta que cada comida debe tener un elemento de cada grupo alimentario, elabore el menu de la semana escogiendo un producto de cada una de las listas que elaboró anteriormente. Si hay un alimento que disfruta más que otros, siéntete libre de repetirlo, la idea es que disfrute de la variedad pero con placer al comer. continúa agrupando los alimentos hasta obtener menú para al menos todo el mes. Realiza esta actividad con frecuencia para que no te quedes sin menú.

3. Compra lo necesario: Nada más frustrante que llegar a preparar lo que nos gusta y no encontrar los ingredientes para hacerlo. Este es uno de los más grandes saboteadores de la lonchera, así que compre los ingredientes para cada uno de los menus y manténlos a mano. Así también contribuyes con el medio ambiente y evitas botar alimentos que se dañan en la nevera y que jamás fueron usados. 

4. Cocina con antelación: Si mantiene ciertos hábitos de higiene de los alimentos, lo que prepare durante el fin de semana le puede durar hasta 5 días en la nevera, así evitará tener que cocinar luego de una jornada de trabajo agotadora.

5. Sigue las instrucciones: Cada día usted encontrará el menú que llevarán al día siguiente, así que simplemente debe seguir las instrucciones que usted mismo diseñó y armar las loncheras con lo que le toca. Así tendrá más tiempo para compartir con su familia.

Espero que estos consejos te permitan mantener tu plan de alimentación saludable y el de tus chicos, sorteando las tentaciones y el cansancio del día a día….hasta la próxima!!!

No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada

Tu participación nos permite mejorar los contenidos que publicamos, gracias por compartir tus comentarios con nosotros.