Hipertensión Arterial


El pasado 7 de abril de 2013 la Organización Mundial de la Salud (OMS) celebró el Día Mundial de la Salud y este año, el tema es la Hipertensión. De acuerdo a sus registros una de cada tres personas tiene la tensión arterial elevada, condición que causa la mitad de las muertes por accidentes cerebrovasculares o cardiopatías. Esa proporción aumenta con la edad: una de cada diez personas entre 20 a 40 años, y cinco de cada diez de 50 a 60 años.


En Venezuela, cifras de la OMS apuntan a un 40% de prevalecencia de hipertensión siendo uno de los más altos de la región y superado por pocos como Brasil que reporta cerca del 42% pero con una población mucho mayor que la nuestra.

Existen varios factores ambientales que contribuyen al desarrollo de la hipertensión arterial, pero la mayoría confluyen en hábitos de alimentación poco saludables, y un estilo de vida sedentario. Otros condiciones como el consumo de alcohol y las profesiones estresantes contribuyen al desarrollo de la enfermedad. Entre los factores que aceleran la aparición de la hipertensión tenemos:

Dietas hipersódicas
Aproximadamente un tercio de la población hipertensa se debe al consumo de sal, porque al aumentar la ingesta de sal se aumenta la presión osmótica sanguínea al retenerse agua, aumentando la presión sanguínea.

Resistencia a la insulina
En personas con tensión arterial normal (normotensos) la insulina estimula la actividad del sistema nervioso simpático sin elevar la presión arterial. Sin embargo, en pacientes con condiciones patológicas de base, como el síndrome metabólico,  se manifiesta un aumento en la  actividad simpática y en consecuencia, puede sobreponerse a los efectos vasodilatadores de la insulina.

Genética
La hipertensión arterial es uno de los trastornos más complejos con un componente genético asociado a la aparición de la enfermedad. Se han estudiado a más de 50 genes que podrían estar involucrados con la hipertensión.

Edad
Al transcurrir los años y según los aspectos de la enfermedad, el número de fibras de colágeno en las paredes arteriales aumenta, haciendo que los vasos sanguíneos se vuelvan más rígidos. Al reducirse la elasticidad, el vaso se reduce, creando resistencia al flujo sanguíneo y como consecuencia compensadora, se aumenta la presión arterial.

Salvo algunas excepciones, la mayoría de los agentes desencadenantes de la hipertensión se pueden prevenir y ese es el mensaje que la OMS quiere compartir con todos este próximo 7 de abril. 


A través de nuestro conversatorio "Estamos comiendo para ser hipertensos" del Programa de Alimentación Saludable que comparto en alianza con Addhara C.A. hago un ejercicio de realidad reflexiva para "darnos cuenta" cómo lo hacemos ahora y construir un nuevo camino de prevención. Si quieres llevar esta actividad a tu comunidad u organización escribe a info@addhara.com

Un plan de alimentación balanceado, más actividad física y evitar los excesos de sustancias nocivas como el cigarro y el alcohol pueden disminuir significativamente el riesgo a sufrir de tensión alta. Hazlo por ti, por tu familia, por todos!!!  Hasta la próxima!!!

No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada

Tu participación nos permite mejorar los contenidos que publicamos, gracias por compartir tus comentarios con nosotros.