Acidosis Tubular Renal (ATR)


Como todos los lunes, dedico éste espacio a difundir información acerca de enfermedades y/o condiciones temporales o permanentes que ameritan un régimen especial de alimentación, es decir, deben restringir algunos alimentos de su dieta diaria para mejorar la condición.

Hoy el espacio le pertenece a la ATR, una condición poco conocida y que en muchos casos pasa desapercibida. Pertenece al grupo de Nefropatías y se caracteriza por una alteración del funcionamiento de los riñones que les impide mantener el equilibrio bioquímico ácido-alcalino durante el proceso de filtración de la sangre. Es una condición que afecta a una reducida cantidad de la población, por lo que la información no suele ser muy abundante.


El primer síntoma que dispara las alarmas es la pérdida del apetito y un notable retraso en el crecimiento y es el pediatra quien debe ordenar las pruebas de laboratorio en sangre y orina para hacer el diagnostico. Otros síntomas que pueden acompañar el cuadro son vómitos, diarreas, disminución del tono muscular (hipotonía)  y en algunos casos se evidencian retrasos psico-motores y nefrocalcinosis (depósito de calcio en los riñones).

La ATR es una enfermedad que se puede curar con un tratamiento adecuado a cada condición, acompañado de un régimen especial de alimentación que es cuidadosamente diseñado por el especialista, en función del tipo de ATR que presente el niño.

El tratamiento suele incluir una dosis de bicarbonato o citrato calculada cuidadosamente por el nefrólogo.

Como la mayoría de los niños están bajos de talla y peso, es importante aumentar la ingesta calórica, para ello algunos especialistas recomiendan agregar una cucharada de aceite de canola u oliva en cada comida.

El consumo de proteína animal puede ser limitado y en su lugar, se recomienda incorporar leguminosas (granos).

El consumo de vegetales y frutas es altamente recomendado, incluso los cítricos, pero con la precaución de eliminar las semillas.  Los ácidos orgánicos de frutas y vegetales forman bicarbonato, neutralizando los ácidos que el organismo tiene dificultades para eliminar.

En mi experiencia el tratamiento es largo y requiere de mucha paciencia, pues los efectos no se perciben de inmediato. Una dieta balanceada, paciencia y mucho amor son las claves del éxito.


Si estás en Venezuela y quieres obtener mas información acerca de la ATR te invito a contactarlos así:



Twitter @ATRVenezuela. 



Hasta la próxima!!!

No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada

Tu participación nos permite mejorar los contenidos que publicamos, gracias por compartir tus comentarios con nosotros.