La alacena segura


Mantener los alimentos el mayor tiempo posible en nuestra alacena, puede ser de gran utilidad pues además de mantenerlos libres de microorganismos evitando la propagación de ETA´s y nos permite optimizar nuestros recursos económicos, al extender la vida útil de los alimentos que compramos.

En la publicación ¿Cuánto duran los alimentos en el refrigerador? Les comenté cómo optimizar el almacenamiento de los alimentos frescos. Hoy quisiera dejar algunos consejos para mantener los alimentos no perecederos en la alacena, pues aún cuando su tiempo de vida es más largo, es importante almacenarlos de forma adecuada para evitar su deterioro antes de tiempo.
La alacena debe ser un lugar fresco, seco y de preferencia oscuro. La temperatura  más adecuada oscila entre 15 y 25 °C por lo que aquellas despensas cercanas a la cocina o al horno, deberían ser utilizadas para almacenar otros productos diferentes a alimentos.

Una regla que me gusta seguir es “lo primero que llega, es lo primero que se va” así evito que se queden algunos alimentos más tiempo del óptimo para su consumo.

Muchas personas acostumbran a comprar grandes cantidades de productos, pues al mayor suelen obtener mejores precios. Lamentablemente, esta práctica puede resultar inadecuada y las pérdidas a largo plazo pueden ser mayores que el descuento por volumen. Así que les sugiero, comprar  lo necesario, ajustado al consumo de su familia durante un tiempo no mayor a un mes. En tiempos de escasez sé que no es fácil, más el riesgo de perderlos por su deterioro o peor, de causar una enfermedad en el entorno familiar podría ser un precio más alto del que quisiéramos pagar.

Mantenga los recipientes, cajas y latas libres de polvo, pues al abrirlos, éste podría contaminar sus alimentos. Asimismo, limpie con frecuencia la alacena para evitar atraer insectos y otras plagas. Si lamentablemente se ve expuesto a algunos animalitos indeseados, retire TODOS los alimentos de la despensa, rocíe con el producto antiplagas de su preferencia. Los alimentos deben permanecer fuera de la alacena por al menos 24 horas después de la desinfección. Durante ese tiempo evalúe cuidadosamente todos los empaques, y descarte todo aquel que presente deterioro o alguna perforación.
Como verán, la tarea no es tan complicada, un poco de orden puede favorecer la calidad de los alimentos en la despensa. Hasta la próxima!!!

No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada

Tu participación nos permite mejorar los contenidos que publicamos, gracias por compartir tus comentarios con nosotros.