¿Cómo eliminar residuos de pesticidas en frutas y vegetales?


Promover hábitos de alimentación saludable es un compromiso que he decidido asumir, incluso en tiempos difíciles donde la falta de motivación y las excusas están a la orden del día.

He aprendido muchísimo a través de los encuentros presenciales con la gente, observando desde varias aristas cómo lo hacen “aquí y ahora” y descubriendo qué los motiva  para “hacerlo diferente”.

Una de mis recomendaciones más frecuentes es la incorporación de frutas y vegetales a su plan de alimentación, pues creo firmemente en su poder sanador. No obstante, ¿cuán saludables pueden ser estos productos cuando son expuestos a tantos fertilizantes?

Los pesticidas y plaguicidas son compuestos químicos que se añaden a los cultivos para protegerlos frente a las plagas y enfermedades que los dañan (insectos, roedores, malas hierbas, hongos, parásitos y bacterias) durante la cosecha y post-cosecha. Según la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y Alimentación), actualmente las plagas y enfermedad arruinan entre un 25-35% de la cosecha mundial, y las malas hierbas un 10%.

Los pesticidas fueron desarrollados para:

1) Aumentar la producción mundial de alimentos,
2) Proteger contra plagas y enfermedades,
3) Mejorar el aspecto de los vegetales,
4) Contribuir a alargar su vida comercial,
5) Proteger al consumidor de algunos peligros (como la contaminación por hongos)

Lamentablemente, el uso indiscriminado, el desconocimiento por parte de los agricultores en su forma de aplicación, así como el desconocimiento de los efectos colaterales de muchas de estas, ha generado dudas en los millones de consumidores que hoy se preguntan ¿qué tan seguro es comerlos?

Esto me pone en un compromiso, pues quiero que usted reciba información suficiente como para tomar decisiones asertivas en cuanto a los alimentos más adecuados para su salud, así que comparto con ustedes mis recomendaciones para que pueda consumir frutas y vegetales, a pesar del uso indiscriminado de fertilizantes:

Lo primero que debe saber es que los residuos de pesticidas se acumulan principalmente en el exterior de las frutas y vegetales, por lo que siguiendo estas recomendaciones podrá eliminar hasta un 70% de estos residuos.

La higiene y la cocción de frutas y vegetales, elimina en gran medida los pesticidas.


Vegetales:

Deseche las hojas externas de lechugas, repollos, coles y todos estos vegetales verdes y blancos.

Lave los vegetales antes de cortarlos y cocinarlos.

En grupos vulnerables como lactantes, niños, ancianos y mujeres embarazadas, deseche el caldo de cocción de los vegetales, porque puede llevar disueltos restos de pesticidas en una concentración que pudiera generar efectos nocivos a la salud.

Lave los vegetales frotándolos o cepillándolos con agua corriente durante al menos un minuto, antes de comerlas crudas. Este procedimiento resultará efectivo si desea hacer cremas y sopas a base de estos vegetales.

En el caso de los tubérculos, gran parte de los residuos se acumulan en la piel, por lo que eliminarla puede remover automáticamente más del 60% de los residuos.


Frutas:

Lave las frutas antes de cortarlas, cocinarlas y comerlas, frotándolas o cepillándolas con agua corriente durante al menos un minuto.

Pelar la fruta puede reducir los residuos de pesticidas, pero también reduce el aporte de fibra y nutrientes, por lo que recomiendo lavar muy bien antes de consumirlos. Si se trata de la población vulnerable (lactantes, niños, ancianos y mujeres embarazadas) es preferible dejar de consumir la piel y evitar los efectos colaterales.

Los residuos de pesticidas se pegan más de las frutas que tienen cáscaras suaves como duraznos, uvas y tomates. Si las frutas fueron tratadas con parafinas o ceras, es posible que algunos residuos de pesticidas queden atrapados debajo de estas substancias. Así las frutas que se colocan sobre los productos de pastelería y que son de los postres más demandados por los consumidores en los negocios de restauración, tienen una concentración mayor de tóxicos pues estas no se lavan antes de ser utilizadas.

No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada

Tu participación nos permite mejorar los contenidos que publicamos, gracias por compartir tus comentarios con nosotros.