¿Cómo incorporar los SUPERALIMENTOS a la lonchera?


Hace unos días, les hice mención a una lista de productos que en muchos sitios son conocidos como los SUPERALIMENTOS. Ellos reciben esta denominación por sus magníficas propiedades funcionales y terapéuticas entre quienes los consumen frecuentemente.

Cuando pensamos en la lonchera, nos imaginamos alimentos simples y fáciles de preparar, por lo que para muchos las opciones son limitadas. En este punto, lo invito a hacer una respiración profunda y pensar con la mente “abierta” pues es posible que debamos romper algunos paradigmas. El almuerzo de lonchera puede ser, si así usted lo decide, en una experiencia maravillosa, incluso terapéutica, básicamente pues es el momento para hacernos un “cariño” extra en el entramado de los deberes diarios.


Si ya eligió hacer de la lonchera un momento memorable, entonces en un seriado de 10 publicaciones a partir de esta, comenzaré a contarle cómo incluir a los superalimentos en su menú diario:

TOMATES


Una fruta muy versátil que puede comerse cruda o cocida por lo que sus alternativas pueden llenar varias páginas. Lo primero que puedo recomendarle es comerla en forma de sopa o ensalada así las comerá crudas conservando todas sus propiedades. Aquí les comparto algunas recetas:

Sopa de Tomate “viva” (5 min)
fuente: www.masalladelgluten.com 

INGREDIENTES (para 1-2 porciones):


- 6-8 tomates medianos maduros

- 1 pimentón
- 2 ramos pequeños de célery
- 6-10 hojas de albahaca

- condimentos – yo utilizo pimentón deshidratado y molido, no utilizo sal pues el tomate tiene suficiente.

PREPRACIÓN:

1. Cortar en cuadritos 1 tomate, ½ pimentón, 1 ramo de célery.
2. Poner todo el resto de los ingredientes en la licuadora. Licuar hasta obtener una consistencia cremosa. Si está demasiado espesa, agregar un poco de agua.

3. Poner la sopa en un recipiente, agregar verdura en cuadritos.

4. Disfrúte!!


Esta sopa se toma fría, así que es ideal para llevarla en la lonchera y tomarla en estos días tan calurosos. El tomate es una excelente fuente de Vitamina A y C y tiene efecto diurético por lo que le ayudará a expulsar las toxinas acumuladas en su organismo durante esos días de excesos. De igual forma, es una rica fuente de micronutrientes como  Fósforo, hierro, calcio, magnesio, manganeso, zinc, cobre, potasio y sodio. Y el componente más importante: LICOPENO un excelente antioxidante cuyas propiedades anticancerígenas están ampliamente difundidas.


Pinchos de tomates “cherry”con pesto

Ingredientes (para 1 o 2 porciones)

12 tomates “cherry” maduros
200 g de queso blanco pasteurizado
1 ramillete de Albahaca
1 taza de Aceite de oliva
Sal y pimienta
Varillas para pinchar (madera o acero, las que ud tenga en casa)

Preparación:

1.     Lave los tomates “cherry” y resérvelos para el momento del armado.
2.     Corte el queso en cuadros de tamaño similar a los tomates.
3.     Lave cuidadosamente las hojas de la albahaca y déjelas secar en un colador.
4.     Cuando las hojas estén secas, colóquelas en la licuadora y agregue lentamente el aceite de oliva hasta obtener una pasta fluída. Agregue una pizca de sal y pimienta según su gusto.
5.     Para armar los pinchos, coloque de forma intercalada un tomate y un cuadro de queso, hasta el tamaño que pueda guardar en su recipiente (recomiendo 3 tomates y 3 cuadros de queso).
6.     Guarde el pesto en un recipiente pequeño y almacene a temperatura ambiente (esto es muy importante)
7.     Bañe sus pinchos con el pesto justo al momento de comer
8.     Disfrute!!!

Estos pinchos se comen fríos, no hace falta calentarlos para comer, así que son super prácticos pues si los deja listos en la noche, puede armar su lonchera y utilizarlos como acompañante.


Bruschetta de tomate y orégano (para 1 o 2 personas)

Ingredientes:

4 rodajas de pan (sugiero un pan de costra gruesa para que resista)
4 tomates perita
Orégano en polvo
Aceite de oliva
Sal y pimienta

Preparación:

1.     Corte los tomates en cuadritos, retire las semillas.
2.     Prepara una marinada con el aceite de oliva y el orégano. Agregue sal y pimienta a su gusto.
3.     Mezcle los tomates con esta marinada y déjelos reposar por al menos una hora.
4.     Coloque las rodajas de pan en el horno o tostador. Déjelos reposar.
5.     Al momento de comer, sirva una generosa porción de la marinada sobre cada rodaja de pan.
6.     Disfrute

En casa esto lo puede comer con el pan recién horneado, y puede incorporar otros ingredientes si así lo prefiere. Para la lonchera, guarde el pan tostado cuando ya esté a temperatura ambiente, para que mantenga lo crujiente y el tomate marinado en otro recipiente aparte.

Espero que estas tres opciones le resulten útiles para su lonchera…luego me cuentan cómo les fue!!!

No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada

Tu participación nos permite mejorar los contenidos que publicamos, gracias por compartir tus comentarios con nosotros.