¿Cómo crear un huerto en casa sin riesgos para la salud?


Si estas leyendo este artículo, seguramente la idea de hacer tu propio huerto en el jardín de tu casa o apartamento es una opción que ha pasado por tu mente…cierto?


En efecto yo también lo he tenido presente, en especial porque no sólo puede ser más saludable en términos de lo que comemos en casa, sino por el efecto “terapéutico” que tiene el ritual de cuidar las plantitas.

Sin embargo, Contaminantes físicos o químicos, derivados de la propia naturaleza del suelo o de la mala aplicación de productos para prevenir el desarrollo de plagas, u otros biológicos como hongos y microorganismos, cuyo desarrollo resulta más favorable en plantas y frutos dañados, pueden convertir una hortaliza o verdura casera en una vía de toxico-infección alimentaria.

Luego de leer varios sitios, les dejo a continuación una síntesis de los criterios más relevantes que debemos tener en cuenta a la hora de planificar nuestro huerto casero:


EL LUGAR: Debe ser bien aireado y soleado la mayor parte del día, esto es fundamental no sólo para potenciar el rendimiento del huerto, sino para asegurar una cosecha sana. Evite el exceso de humedad pues propicia el desarrollo de mohos y bacterias.

Si vives en un apartamento, puedes hacer un huerto orgánico en el balcón, utilizando macetas, y si quieres un toque ecológico, utiliza las botellas PET cortandolas de forma longitudinal, quedan muy lindas y así contribuyes con el medioambiente.

LA TIERRA: Debe estar libre de malezas y basura. Si piensas reactivar la jardinera de tu casa o apartamento que tiene años abandonada, te sugiero que retires esa tierra “vieja” y prepares el espacio con tierra “viva” que potencie el crecimiento de tus plantitas. Hay que aportar materia orgánica.
Es importante que la tierra que compres mantenga buen drenaje, o sea que la maceta no acumule agua en el fondo. Lo recommendable es mezclar un 50% de tierra fértil de buena calidad, 25% de abono compuesto o humus de lombriz y 25% de perlita o arena gruesa. Pídale al encargado de la tienda que le ayude en la selección que major se adecúe a su jardín.

EL AGUA: Este elemento es uno de los garantes de la seguridad de su huerto. Utilice siempre que pueda AGUA POTABLE.

ROTACIÓN DE LOS CULTIVOS: si quieres evitar la aplicación de pesticidas para prevenir el desarrollo de plagas que puedan afectar tu cultivo, la técnica de rotación es la más adecuada. Consiste en variar la “familia” de la planta que siembras en la misma maceta, con el objeto de desorientar a los insectos y evitar que puedan contaminar la tierra y finalmente evitar que dañen nuestro huerto.

Finalmente, dos consejos para que el Huerto casero sea una actividad placentera:


PLANIFICATE: Como siempre les digo, la planificación es nuestro mejor aliado. Ten en cuenta que mientras más grande sea el huerto, más tiempo debes dedicarle, así que para comenzar te sugiero que escojas 1 o 2 variedades, así te vas familiarizando con la dinámica. Investiga y lee acerca de las variedades que escogiste, así podrás anticiparte a los posibles “inconvenientes”.

REGISTRO: También recomiendo llevar una libreta con un registro de TODO lo que esté relacionado con tu cultivo. Desde el día que sembraste la planta o semillas, horas de riego, cambios y cualquier detalle que posteriormente te sea de utilidad para guiar la siguiente cosecha.

Espero que estos consejos sean de utilidad y le estimulen a iniciar su propio cultivo, invita a tus hijos a cuidarlo, será una actividad gratificante para todos, hasta la próxima!!!

No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada

Tu participación nos permite mejorar los contenidos que publicamos, gracias por compartir tus comentarios con nosotros.