No puedo parar de comer

Sin lugar a dudas, esta situación de aislamiento social esta impactando en nuestra forma de relacionarnos con la comida. Los traumas (resueltos o no) de nuestra relación con la comida, pueden aflorar de manera significativa en estas circunstancias en las que pensar en lo que vamos a comer se ha convertido en uno de los pensamientos más recurrentes, bien sea por la preocupación de no saber si la provisión disponible será suficiente o porque la cercanía a los alimentos, te invita a comer constantemente.


Una premisa básica en alimentación es que comer es necesario para la vida y cumple una función fisiológica en la supervivencia. Para mantenernos vivos, nuestro organismo desarrolló señales potentes que nos llevan a comer: el hambre, o a parar de comer: la saciedad. 

En un mundo hiper-estimulado y donde el multitareas es la norma, estas sensaciones suelen ignorarse o simplemente dejaron de ser atendidas al ser confundidas por otras más intensas. Esta es la razón principal por la que muchas personas tienen dificultad para reconocer cuando deben parar de comer, lo que se traduce en un trastorno alimentario que de no atenderse a tiempo, puede generar complicaciones a mediano plazo.

Si a este escenario le sumamos una limitada educación emocional, tenemos el escenario listo para usar la comida como “anestésico” de las emociones displacenteras (miedo, tristeza, rabia) y como estimulante de las emociones placentera (alegría, amor), en especial cuando desde pequeños aprendemos que “la comida es la mejor demostración del amor” o “Nada como un helado para pasar el guayabo”.

En estudios sobre trastornos de la conducta alimentaria, se ha identificado que las personas con dichos padecimientos pueden experimentar emociones desagradables antes y después del consumo de los alimentos. La culpa después de comer es un desencadenante de sensaciones y emociones displacenteras que perpetúan el ciclo de comer en respuesta a la emoción y no a la señal fisiológica del hambre.

Ahora bien, no quiero que piense que debemos dejar de disfrutar la comida… nada más alejado de mi propuesta… aqui lo interesante es que puedas darte cuenta por ejemplo, si no puedes dejar de comer aún sintiéndote llena o si sientes un apego irracional a ciertos alimentos o si en ocasiones específicas te has dado cuenta que sientes deseos de comer algo en particular porque sientes que eso es lo único que te va a calmar o a consolar. 

Cuando dejamos de tener control sobre ciertas conductas, es importante hacer un alto y mirarNOS con atención, pues nada en extremo está bien. Si sientes que este comportamiento está fuera de tu control, es un buen momento de solicitar ayuda profesional.

Una forma de saber si tú comes emocionalmente es contestando las siguientes oraciones con un sí o no. Se trata de un test profesional desarrollado en la Universidad de California y puede ayudarte a detectar el hábito de comer basado en la recompensa. Esto quiere decir, el hábito de comer basado en la gratificación instantánea o el alivio temporal de alguna emoción:

1. Me siento fuera de control en presencia de comida deliciosa
2. Cuando empiezo a comer, pareciera que no puedo parar
3. Es difícil para mí dejar comida en el plato
4. Cuando se trata de comida no tengo fuerza de voluntad
5. Me siento tan hambriento que no puedo controlarme
6. No puedo saciarme con facilidad
7. Continuamente tengo pensamientos de preocupación sobre comer o no comer
8. Hay algunos días en los que no puedo pensar en nada más que en comida
9.La comida esta siempre en mi mente

A mayor número de respuestas positivas, más te aproximas a la necesidad de atender tu relación emocional con los alimentos. 

Para comenzar a sustituir estas recompensa emocional a los alimentos, te invito a encontrar un sustituto que te genere la misma recompensa, pero que sea saludable. 

Cuando sientas el impulso de comer, procura distraer a tu mente con otra actividades que te brinden placer y quietud.  Es decir, cambia la rutina de este hábito para lograr gestionar más asertivamente el impulso de comer emocionalmente.

El pasado viernes 17 de abril, estuve compartiendo a través del Happy Management® Institute el webinar "No puedo parar de comer, Mindful Eating Toolkit" si quieres volver a verlo, puedes hacerlo aqui.

Si quieres aprender a comer de manera consciente y minimizar la respuesta de estrés, te invito a participar del próximo workshop "Alimentación consciente (edición especial COVID-19)" que comienza el martes 2 de junio. Para más información, escríbeme a hola@cocinasegura.com 

1 comentario

Tu participación nos permite mejorar los contenidos que publicamos, gracias por compartir tus comentarios con nosotros.