Hagamos nuestra parte, semana de la salud masculina


Los hombres son menos propensos a visitar al médico en comparación con las mujeres de la misma edad. Los hallazgos demuestran que los hombres hispanos viven 5 años menos que su contratarte femenina y según los expertos, la razón por la que los hombres dejan de consultar al médico va más allá de tiempo o dinero, esta muy arraigada en la cultura y se cultiva desde muy pequeños. 

El Dr. Will Courtenay director del Men's Health Consulting in Berkeley, California afirma que los chicos aprenden a muy temprana edad a silenciar sus emociones y cualquier intento por solicitar apoyo es considerado un signo de debilidad.



Con esto en mente, la mayoría de nuestros compañeros, padres e hijos esperan hasta el ultimo momento para atenderSE y en la mayoría de los casos, es muy tarde y tanto las patologías como los síntomas son irreversibles.

La Semana de la Salud Masculina que este año se celebra del 13 al 19 de junio, fue creada por el Congreso de los Estados Unidos en 1994 para aumentar la conciencia de los problemas de salud que pueden prevenirse y promover la detección temprana y el tratamiento de la enfermedad entre los hombres y los niños. Se celebra anualmente durante la semana que finaliza con el Día del Padre, aprovechando la atención especial que le prestamos a los miembros masculinos de nuestras familia durante estos días.

En la actualidad, países como Australia, Nueva Zelanda, Italia, España, Brasil, México entre otros han adoptado esta celebración para motivar a los hombres de su región a estar más conscientes de sus hábitos como estrategia preventiva de una gran cantidad de enfermedades que merman su calidad de vida, especialmente con el paso del tiempo.

En facebook puedes encontrar información de interés para compartir durante estos días y compartir información que educa para la salud.

La campaña está enfocada en 3 aspectos de interés: Alimentación saludable, Actividad física y Chequeo médico oportuno.


Alimentación Saludable: Para nadie es un secreto que un buen plan de alimentación, equilibrado y ajustado a la edad y al estilo de vida es clave para garantizar una vida plena. Desde muy jóvenes, la alimentación les resuena como un asunto de “mujeres”. Cuidar lo que se come y mantener un peso saludable no está entre los asuntos de interés de la población masculina, a menos que sea mandatario por el médico tratante. Dado que los varones tienen un requerimiento energético superior a su contraparte femenina y teniendo en cuenta que son las madres las responsables de la alimentación en los primeros años de vida, resulta complejo para la mayoría ajustar las proporciones de la comida y ante el modelaje masculino, las raciones tienden a estar muy por encima de sus necesidades.

Hasta la segunda década de vida este asunto pasa desapercibido, pues la actividad física compensa la ingesta, sin embargo, a medida que pasan los años y los caballeros se hacen más sedentarios la ganancia de peso puede ser inadvertida hasta que es demasiado tarde y sus consecuencias comienzan a hacerse presentes.

Lo ideal es mantener una ingesta de energía apropiada y de acuerdo al estilo de vida de cada uno, eligiendo alimentos reducidos en grasas saturadas, con más fibra y reduciendo la ingesta de azúcar y sal. Las frutas y los vegetales deben ser protagonistas en el plato y no por ello deben prescindir del sabor. Al elegir técnicas de cocción como el grill y el horneado se pueden obtener deliciosas combinaciones tan deliciosas como aquellas en las que los alimentos pierden parte de sus propiedades nutricionales.

Queda claro entonces que la parrilla no puede ser igual a los 20 que a los 40.

Actividad física: Luego de la tercera y cuarta década, las demandas familiares y laborales limitan de manera considerable la realización de actividades físicas periódicas. La evidencia científica recomienda entre 75 a 150 minutos diarios de actividad intensa a moderada para garantizar una apropiada salud cardiovascular. El sedentarismo es responsable de cientos de enfermedades que mercan la calidad de vida de nuestros varones. Sobrepeso y obesidad son determinantes en la aparición de Diabetes e hipertensión así como el aumentos de los accidentes cerebrovasculares, responsables de las muertes prematuras (antes de los 70 años) de una buena parte de nuestra población masculina.

Si se descubre completamente sedentario, es recomendable que inicie una rutina de ejercicios sencillas que puede ser una caminata diaria por al menos 30 minutos. En función de su condición física, su cuerpo responderá a sus demandas y podrá incrementar la intensidad en la medida de sus posibilidades. Lo ideal es que esta actividad se convierta en un hábito y se prolongue hasta la quinta y sexta década.

Diagnóstico oportuno: Nuestros varones son aguantadores, esa es una realidad. El dicho “macho que se respeta no acude al médico” está tan arraigado que más de una madre, hija o hermana lo repite en tono de broma, pero esconde una terrible realidad: las enfermedades graves como el cáncer se están diagnosticando cuando ya es prácticamente imposible hacer algo por garantizar la sobrevivencia de nuestro varones.

No todos los problemas de salud tienen síntomas claros. Incluso los hombres que atienden su salud pueden estar luchando con el cáncer de próstata, diabetes, u otros asesinos silenciosos. La mejor manera de detectar este tipo de enfermedades es a través de chequeos regulares.

No es casual que junio sea el mes por la concienciación del cáncer de próstata. La mayoría de los cánceres de próstata crecen lentamente y no causan ningún problema de salud a los hombres que los tienen.La prueba del antígeno prostático específico puede detectar un problema de salud a tiempo y el tratamiento puede ganratizar la superviviencia después del diagnóstico.

Otros tipos de cancer también se mantienen silenciosos en sus primeras etapas: de piel, de pulmón y colorectal. Pequeños avisos son silenciados por nuestros familiares y amigos y esto impide que el tratamiento tenga mayor efectividad.

Desde este espacio quiero invitar a todos los varones de nuestras familiar a asumir el control de su salud, sin miedos ni prejuicios. A las mujeres que forman parte de esta tribu, mi invitación es a hacer nuestra parte y motivarlos al cuido. A las mujeres que forman parte de esta tribu, mi invitación es a hacer nuestra parte y motivarlos al cuido. 

Las mujeres pueden salvar vidas mediante la búsqueda de y el reconocimiento de los signos de los problemas de salud comunes que afectan a los hombres.

Los problemas de salud de los hombres no sólo afectan a los hombres; tienen un impacto significativo en todo el mundo alrededor de ellos. Y debido a que muchas de nosotras vivimos más que los hombres, nos vemos en la triste realidad de ver sufrir y morir a nuestros padres, hermanos, hijos y esposos de manera prematura. Las mujeres estamos en una posición única para ayudar a luchar contra los obstáculos que enfrentan los hombres para conseguir la atención médica que necesitan.  Hasta la próxima!.

No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada

Tu participación nos permite mejorar los contenidos que publicamos, gracias por compartir tus comentarios con nosotros.