Sensibilidad al gluten...una nueva enfermedad?


Este fue el título que utilizó el Dr. Eduardo Mauriño, Jefe de Consultorios Externos del Hospital de Gastroenterología “Dr. Carlos Bonorino Udaondo” en la ciudad de Buenos Aires, Argentina. Tuve oportunidad de conocerlo durante su presentación en la pasada edición del Congreso de la Sociedad Venezolana de Gastroenterología que tuvo lugar en Caracas la semana pasada.


El planteamiento del especialista es sencillo “existen pacientes cuyas pruebas serológicas y genéticas son negativas a la Celiaquía y sin embargo, manifiestan una clínica que sólo mejora con la dieta libre de gluten”

De acuerdo al Dr. Mauriño no es causualidad que en EEUU entre un 15 y 20% de personas consumen una dieta libre de gluten pues encuentran en ella alivio a sus síntomas gastrointestinales. Recientemente el tenista serbio Novak Djokovic ha  publicado su experiencia en el libro “Serve to win” para compartir su experiencia con una plan de alimentación libre de gluten, lacteos y poca azúcar.

Asimismo, en el marco del movimiento Fitness existe también una tendencia a eliminar el gluten del programa de alimentación, aunque en este particular no manejo evidencias de su veracidad.

La más reciente descripción de la enfermedad celíaca (EC) la define como “una enteropatía autoinmune de predisposición genética producida por la ingesta de péptidos derivados del trigo (gliadinas y gluteninas), cebada (hordeínas), centeno (secalinas), avena (aveninas) e híbridos de estos cereales, como kalmut y triticale”.

El fundamento terapéutico es el cumplimiento estricto de una dieta libre de gluten durante toda la vida, con lo cual se logra la mejoría clínica, bienestar psicológico y mejor calidad de vida.  Sin embargo, el número de pacientes que consume una dieta libre de gluten aparenta ser desproporcionado  si se tiene en cuenta el número de pacientes con EC.

Al mismo tiempo ha surgido un problema en la práctica clínica referido al diagnóstico y el manejo de los pacientes intolerantes al gluten que tienen síntomas en ausencia de marcadores diagnósticos de EC, como la serología negativa para EC y las biopsias duodenales normales. Estos pacientes presentan un dilema clínico para los especialistas, y hay cada vez más datos de pacientes que relatan síntomas relacionados con el gluten pero que no tienen evidencia de EC.

En 2012, un panel de 15 especialistas internacionales reconoció, en un documento consensuado (Oslo), que las reacciones al gluten no están limitadas a la EC. Se ha sugerido una nueva nomenclatura y clasificación, con 3 condiciones inducidas por el gluten:

    1.    Enfermedad Celíaca
    2.    Alergia al gluten 
    3.    Sensibilidad al gluten no celíaca (SGNC).

   
    De acuerdo con la Dra. Georgette Daoubd, fundadora de la Unidad de Gastroenterología y Nutrición Pedíatrica  del Hospital Pérez Carreño (Venezuela) el diagnóstico de la EC se realiza en pacientes con manifestaciones clínicas típicas de la EC (Diarreas, distensión abdominal, detención del crecimiento y fatiga crónica) a través de las siguientes pruebas serológicas: Anticuerpo Antigliadina Desaminada (IgA / IgG), Anticuerpo anti-transglutaminasa IgA, IgG y Anticuerpo Antiendomisio. Señala la Dra. Daobd que el paciente debe estar consumiendo gluten por al menos 15 días antes de ser sometido a los estudios para evitar falsos negativos.


La alergia al gluten, por su parte, está definida como una reacción inmunológica adversa a las proteínas de trigo, mediada por la IgE—puede presentar síntomas respiratorios (asma o rinitis del panadero, más común en los adultos), alergia alimentaria (síntomas gastrointestinales, urticaria, angioedema o dermatitis atópica; principalmente en niños) y urticaria por contacto.


La SGNC es entonces, una forma de intolerancia al gluten que se acepta una vez que la EC y la alergia al gluten han sido descartadas.

Con el aumento del consumo mundial de la "dieta mediterránea" es evidente que los médicos ven cada vez más a pacientes con trastornos relacionados con la exposición al gluten. Para los pacientes con síntomas manifiestos de intolerancia o sensibilidad al gluten de trigo se debe excluir la EC (mediante los anticuerpos antiendomisio y/o transglutaminasa tisular y las biopsias duodenales) y la alergia al trigo (análisis de la IgE sérica o pruebas cutáneas para el trigo).

Los pacientes con resultados negativos pueden ser entonces diagnosticados con SGNC. Estos pacientes mejoran sus síntomas con una dieta libre de gluten y se les debe explicar que la SGNC es una entidad clínica recientemente reconocida de la que todavía no se conoce por completo su curso natural o fisiopatología.

Recuerda que consultar a tu especialista es la mejor manera de obtener un diagnóstico preciso, háblale a tu médico acerca de la SGNC. Hasta la próxima!.

1 comentario

  1. Primeramente muchas gracias por la información contenida soy Celiaco e intolerante a la lactosa.
    Para saber si eres celiaco es mejor hacer pruebas con tu propio cuerpo, si comes harinas y te produce flatulencias, de hincha el estómago, de produce mucha moquera , adormecimiento…

    Segundo ahí una falacia que la alergia es causada por el cuerpo, es más causada por el procesamiento actual de los alimentos, o que es lo que se nos está vendiendo que a la hora del consumo nos afecte más, esto años atrás no sucedía.

    El libro que hace referencia a este mismo tema (El poder del metabolismo, de Frank Suarez), para bajar de peso o de porque los alimentos nos dañan más, os lo recomiendo y su misma dieta, asi también de como se crea ciertos alimentos.

    Nota tú contenido posee léxico muy especializado en el área médica, y muchos que leemos esto no somos médico o nutricionistas.

    ResponderEliminar

Tu participación nos permite mejorar los contenidos que publicamos, gracias por compartir tus comentarios con nosotros.