Ojo con la Diabetes

“Uno de cada dos adultos que viven actualmente con diabetes no está diagnosticado. Este Día Mundial de la Diabetes, estamos pidiendo a las personas que pueden estar en riesgo de diabetes tipo 2, a las personas que viven con diabetes, a las asociaciones de diabetes y a los profesionales de la salud a tomar medidas para ayudar a identificar a las personas con diabetes tipo 2 no diagnosticada, para garantizar el diagnóstico precoz y el tratamiento de las complicaciones de la diabetes como la hipertensión, daño renal y ceguera” International Diabetes Federation, WDD 2016



Según las cifras del más reciente Atlas de la Diabetes 2015 publicado por la IFD, la diabetes sigue ascendiendo en cifras y 1 de cada 11 personas padece de algún tipo de diabetes, lo que significa que cerca de 415 millones de personas están sufriendo de diabetes pero el 46% aún no está diagnosticada, lo que hace más complejo el cuadro del paciente al momento de sufrir alguna complicación que ponga de manifiesto la sospecha de la condición. Se proyecta que para el año 2040 estas cifras alcancen niveles cercanos a los 642 millones de personas.

La Diabetes junto a las Enfermedades Cardiovasculares, el cáncer y las enfermedades respiratorias conforman los 4 “asesinos silenciosos” de las Enfermedades Crónicas no Transmisibles que cada año cobran la vida de millones de personas sin distingo de raza o nivel socioeconómico.

En la región de América del Sur y Centroamérica, se calcula que 29.6 (25.2-35.5 ‡) millones de personas, o 9.4% (8.0-11.3% ‡) de la población adulta, tuvo diabetes en 2015. De éstas, 11.5 millones (39.0%) son No diagnosticados y más del 82% de las personas con diabetes viven en entornos urbanos y el 81% de las personas con diabetes en la región viven en países de ingresos medios.

De los países que aportaron datos para el estudio, Puerto Rico tiene la mayor prevalencia de diabetes en adultos (12,1% de prevalencia comparativa ajustada por edad, 14,2% de prevalencia bruta) en la región. Brasil tiene el mayor número de personas con diabetes (14,3 [12,9-15,8 ‡] millones).

Por otra parte, las estimaciones indican que otros 24,8 millones de personas, o el 7,9% de la población adulta, han disminuido la tolerancia a la glucosa en 2015. En 2040, el número de personas con diabetes se espera que aumente más de 60% a 48,8 millones de personas.

Un estimado de 7,300 niños desarrollaron diabetes tipo 1 en 2015. En la región en su conjunto, 45.100 niños menores de 15 años tienen diabetes tipo 1. Casi 30.900 de estos niños viven en Brasil, lo que la convierte en el país con el tercer mayor número de niños con diabetes tipo 1 en el mundo, después de Estados Unidos e India.

En 2015, 247.500 adultos murieron como resultado de la diabetes (122.100 hombres y 125.400 mujeres) y más del 42,7% de estas muertes ocurrieron en personas menores de 60 años, lo que significa que murieron de forma prematura, dado que la expectativa de vida promedio es de 75 años.  Más de la mitad de las muertes en la región (130,700) ocurrieron en Brasil.

Más de una tercera parte de las personas que actualmente viven con diabetes tipo 1 y 2 desarrollarán algún tipo de daño en sus ojos durante la vida. Estas complicaciones se pueden prevenir o retrasar manteniendo los niveles de glucosa en sangre, presión sanguínea y colesterol lo más cerca de lo normal como sea posible. Muchas complicaciones se pueden detectar en las etapas primeras, permitiendo el tratamiento a tiempo. El DMD 2016 pretende destacar la importancia que tiene integrar la detección de las complicaciones de la diabetes en la atención primaria en curso para las personas que viven con diabetes.

Mientras que la diabetes tipo 1 es menos común, todavía sigue aumentando en torno al 3% cada año, particularmente entre los niños. Alrededor de 86.000 niños desarrollan diabetes tipo 1 cada año y cuando la insulina no está disponible, la esperanza de vida para un niño con diabetes tipo 1 es muy corta.

Además de suponer una gran carga económica para los individuos y sus familias debido al coste de la insulina y otros medicamentos esenciales, la diabetes también tiene un impacto económico sustancial para los países y los sistemas sanitarios nacionales. Esto es debido a un mayor uso de los servicios de salud, pérdida de 750 productividad y el apoyo a largo plazo necesario para superar las complicaciones relacionadas con la diabetes, tales como las enfermedades renales, ceguera y problemas cardíacos.

La mayoría de los países gastan entre un 5% y un 20% del total del gasto sanitario en diabetes. Con tales altos costes, la enfermedad supone un desafío significativo para los sistemas sanitarios y un obstáculo para el desarrollo económico sostenible.

Se necesita más educación para mejorar el diagnóstico y el control de todos los tipos de diabetes y para integrar los cambios de estilo de vida que reducirán el aumento de la diabetes tipo 2.

Mientras que los programas de educación pueden ayudar a mejorar el control en las personas con diabetes, la educación sanitaria pública es necesaria a nivel poblacional para fomentar cambios en el comportamiento para prevenir la diabetes tipo 2.

La detección precoz puede prevenir o retrasar las complicaciones de la salud a largo plazo de las personas con diabetes tipo 2 que no están diagnosticadas.


Acerca de la diabetes:

La diabetes en una condición crónica que ocurre cuando el cuerpo no puede producir suficiente insulina o no puede utilizar insulina, y se diagnostica observando los niveles altos de glucosa en sangre. La insulina es una hormona producida en el páncreas que se requiere para transportar la glucosa desde la sangre al interior de las células del cuerpo donde se utiliza como energía. 

La falta, o ineficacia, de la insulina en las personas con diabetes significa que la glucosa continúa circulando en la sangre. Con el tiempo, los altos niveles resultantes de glucosa en sangre (conocida como hiperglucemia) causan daño a muchos tejidos del cuerpo, dando lugar al desarrollo de complicaciones para la salud que pueden ser incapacitantes y poner en peligro la vida.



Existen tres tipos principales de diabetes:
• Diabetes tipo 1
• Diabetes tipo 2
• Diabetes gestacional

Otros tipos de diabetes menos comunes incluyen:

· Diabetes monogénica, el resultado de una mutación genética. Ejemplos de diabetes monogénica incluyen diabetes de aparición en la madurez de los jóvenes y diabetes mellitus neonatal. De un 4% a un 13% de la diabetes en niños es debida a la diabetes monogénica.

· La diabetes secundaria, que surge como una complicación de otras enfermedades, como trastornos hormonales (por ej. enfermedad de Cushing o acromegalia) o enfermedades del páncreas.

No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada

Tu participación nos permite mejorar los contenidos que publicamos, gracias por compartir tus comentarios con nosotros.