Lo que debe saber de los incómodos gases

Distensión abdominal, eructos y las incómodas flatulencias son naturales y por lo general son causados por la ingesta de aire (aerofagia) y la descomposición de los alimentos a lo largo del proceso de la digestión. Usted puede experimentar dolores abdominales y gas ocasionalmente, pero cuando estos interfieren con sus actividades diarias, puede que algo no esté bien y necesite acudir a un especialista.


Todos tragamos pequeñas cantidades de aire al comer y beber. Sin embargo, comer o beber rápidamente, hablar mientras se come, masticar chicle e incluso fumar pueden causar que algunas personas traguen más aire. Los eructos, son el mecanismo que usa el estómago para expulsar aire deglutido. El gas restante se mueve hacia el intestino delgado, donde se absorbe parcialmente. Una pequeña cantidad viaja en el intestino grueso para la liberación a través del recto.

Cuando los carbohidratos complejos (azúcar, cereales, tubérculos y fibra) son digeridos por las bacterias de nuestro tracto intestinal se producen gases. La cantidad y mezcla de gases dependerá de los tipos de bacterias en el colon y como cada individuo tiene una gran variedad de bacterias, el efecto de un alimentos u otro puede variar.

Los alimentos que producen gases en una persona puede que no los causen en otras. No obstante, se conocen algunos alimentos que típicamente pueden producirle gases y si esto es así, lo ideal sería que modere su consumo para evitar esas situaciones que tanto le incomodan.

Leguminosas: (caraotas, frijoles, garbanzos, lentejas, entre otros) contienen grandes cantidades de rafinosa, un azúcar complejo que al ser digerido, puede producir gases en personas sensibles. También encontrarás rafinosa en algunos vegetales como las coles de Bruselas, brócoli y espárragos.

Lactosa: Es el azúcar natural de la leche y por ende, la encontrarás en los productos derivados como el queso los helados y los alimentos procesados, como pan, cereal y aderezo para ensaladas. Algunas personas, tienen bajos niveles de la enzima lactasa necesaria para digerir la lactosa, o simplemente nacen sin la capacidad de producirla. Adicionalmente, a medida que pasan los años, casi todos los adultos experimentan una notable disminución de sus niveles y por ello, manifiestan dificultades para digerirlas, experimentando síntomas nada agradables después de comer algún derivado lácteo como yogurt y quesos.

Almidones: La mayoría de los alimentos ricos en almidones como los tubérculos (papas, apio, yuca, ocumo, etc) y los cereales como el maíz, el trigo, la avena, entre otros  producen gas a medida que se descomponen en el intestino grueso. El arroz es una excepción, pues no causa gases y esa es la razón por la que se prescribe en las dietas de personas con intestinos sensibles.

Fibra: La fibra dietética es un tipo de carbohidrato que no se digiere en el intestino delgado, por lo que llega casi intacta al intestino grueso.  En el colon, ciertas bacterias digieren la fibra a través de un proceso llamado fermentación, que produce gas. Los alimentos ricos en fibra son todas las frutas (especialmente con la piel), vegetales, leguminosas, algunos cereales y semillas. Las bondades de la fibra han sido ampliamente difundidas y seguramente usted ha intentado incorporar más fibra a su dieta. Es posible que haya tenido algunas incomodidades al hacerlo, no obstante, le recomiendo que el lugar de prescindir de ella, las introduzca de manera pausada. Un aumento gradual de la fibra dietética puede modificar y mejorar los síntomas.

Si usted ha identificado qué tipo de alimentos le producen mayor incomodidad, disminúyalos en la medida de lo posible. El alcohol puede afectar el curso normal de la digestión intestinal por lo que más alimentos estarán para la producción de gas. Ciertas proteínas (carne de res y de cerdo) pueden incrementar la intensidad  del olor del gas, téngalo en cuenta si tiene sensibilidad.

Algunos especialistas optan por prescribir menos alimentos que causan gases. Sin embargo, esto puede significar disminuir el consumo de los alimentos saludables como frutas, vegetales y granos integrales, así que mi recomendación es ingerirlos con moderación hasta que usted mismo compruebe su tolerancia, estoy segura que encontrará algunos que pueda comer sin las incomodidades que he descrito a lo largo de esta publicación.


Comer de manera pausada, masticar suficiente los alimentos y evitar los distractores también puede contribuir a que usted se sienta mejor con lo que come, así que para la próxima ocasión, planifique bien y disfrute de un momento agradable en compañía de amigos y familiares sin la preocupación de los malestares que podrán afectarle después.

No hay comentarios

Publicar un comentario

Tu participación nos permite mejorar los contenidos que publicamos, gracias por compartir tus comentarios con nosotros.